¿Cómo llegar puntual al trabajo y no morir en el intento?

 

La puntualidad, el eterno rival de todas las mañanas, cuando salimos de casa camino al trabajo. Es tan importante, que nuestros padres, madres, abuelos y abuelas ya la perseguían cuando éramos niños. 

Pero ¿cómo ser puntual? ¿qué puedes hacer para que no se te queden pegadas las sábanas? 

No hay excusas

El tráfico, tener que llevar a los niños al cole, el metro que llega tarde, el perro que se ha escapado, esas llaves que se extravían de forma inesperada… una vez tiene un pase, pero todos sabemos que hay excusas que se repiten. Si es así, intenta prever los obstáculos que sueles tener por la mañana, seguro que hay un bus que sale un poco antes.

Ponte un incentivo para llegar temprano al trabajo

A mucha gente le gusta llegar diez minutos antes para tomar el café y charlar con sus compañeros, antes de afrontar la jornada laboral. Esas personas tienen fama de dar un poco de rabia, pero también nos deberían parecer un ejemplo, un modelo a seguir para todos los tardones del mundo.

Vísteme despacio que tengo prisa

Si tan solo poner el pie en el suelo piensas que vas a llegar tarde al trabajo, te proyectarás en el futuro y seguro que lo acabarás consiguiendo. No te despiertes con ansiedad. Piensa lo que haces, disfruta de ducharte, de cepillarte los dientes, de escoger un outfit adecuado, de pasear camino al bus… aunque parezca mentira, hacer las cosas con consciencia, a su debido tiempo, nos ayuda a no cometer errores que nos puedan retrasar, ¿quién no ha dado nunca media vuelta porque con las prisas se ha dejado olvidada la fiambrera?

Ve a dormir temprano

Coge un libro, métete en la cama y lee un poco mientras aparece el sueño. No te quedes pegado a la pantalla enganchado a tu serie favorita, con los nervios a flor de piel, ¡luego no hay nadie que pegue ojo! Ponerte en la cama temprano, haciendo una actividad relajada, te ayudará, la mañana siguiente, a no prorrogar el sueño de cinco minutos en cinco minutos más.

Busca una actividad mañanera

Si lo único que tienes que hacer es ir al trabajo, probablemente te despiertes con el tiempo justo. Intenta madrugar un poquito más y dedicarle, aunque sea media horita, a otra actividad. Puedes estudiar, correr, meditar, hacer yoga… algo que no tenga que ver con tus obligaciones diarias y que te permita empezar el día sin estrés.

Si no consigues llegar temprano un día, por lo menos recupera las horas

Aunque sea por vergüenza torera, debería ser así. No seas de los que entra diez minutos tarde y a veinte minutos del cierre está en la máquina del café escaqueándose. Si llegas tarde, por lo menos, sé responsable contigo mismo y honesto, recupera las horas perdidas.

 

 

 

¿Cómo llegar puntual al trabajo y no morir en el intento?
Puntuación 4.7/5 - 7 reviews Icon Down

Contáctenos

Si desea más información póngase en contacto con nosotros a través del siguiente formulario y le responderemos con la mayor brevedad posible. Por favor complimente los campos obligatorios (*).
Enviando este formulario, usted acepta nuestra politica de privacidad.

Empresa De Trabajo Temporal

Empresa De Trabajo Temporal

Tel. 93 346 16 85